• Das Cle

¡Viajemos a Alemania!

Actualizado: 14 feb 2020


Cuando pensamos en Alemania muchas veces tenemos la idea de que su gente es fría y reservada, el idioma es brusco y el clima aún más. Sin embargo, su organización, su estilo de vida práctico, su enfoque al desarrollo y sus costumbres peculiares lo convierten en un país con una alta demanda turística tradicional, educativo e industrial. Y aunque la diferencia cultural es muy amplia, no hay que olvidar lo mucho que podemos aprender de ellos y hay que dejarnos sorprender por todo lo que este país no puede ofrecer.


Idioma:

Los alemanes son muy abiertos al aprendizaje, por eso si te encuentras tratando de hablarles en su idioma, harán un gran esfuerzo por entenderte y apoyarte, ya que saben que no es un idioma fácil de aprender. Entre algunas curiosidades están sus palabras compuestas y adjetivos: muchos se centran en las emociones y a veces no hay una traducción específica, sino únicamente una descripción. Estas son algunas palabras que podrás encontrar:

Fernweh: es el sentimiento de añorar un país lejano.

Waldeinsamkeit: cuando nos encontramos solos en un bosque.

Ohrwurm: una canción que no se te va de la cabeza. ¿Te ha pasado? A nosotros nos pasa todo el tiempo.

Treppenwitz: Cuando nos dijeron algo y en el momento no supimos como reaccionar pero más tarde logramos pensar en una respuesta.

Hay una gran cantidad de palabras que denotan un sentimiento difícil de expresar pero con el cual todos podemos identificarnos. Es tan amplio su vocabulario, que cada día se inventan nuevos términos para expresarse.


Clima: